¿Como rentabilizará Facebook la compra de Whatsap?

Hace un tiempo vimos como Facebook compró WhatsApp por veinte mil millones de dólares. Aparte de ser una compra astronómicamente alta, fue un movimiento estratégico. Es difícil que una empresa sin un claro propósito a largo plazo pueda venderse por esa cantidad.

Simplemente analizando las compras pasadas de Facebook, podemos ver que Mark tiene un plan para cada decisión que ejecuta. Un claro ejemplo es la compra de Instagram por mil millones. Muchos pensaban que era una cantidad demasiado alta para una red social tan nueva, hoy Instagram está valorada en treinta y cinco mil millones.

¿Qué planes tiene preparados Facebook para WhatsApp? Al principio lo único que se me ocurría era la transacción de dinero entre amigos con comisión, pero pronto vi los agujeros en ese modelo de negocio ya que los bancos y demás plataformas ya ofrecen ese mismo servicio sin coste alguno, por lo tanto, Facebook no puede competir poniendo un coste transaccional.  

Recientemente vi un post en el que Facebook enseñaba un prototipo de los planes de futuro para su chat, en el post podíamos observar a un cliente chatear con su marca favorita de gafas, al otro lado un robot respondía sus preguntas y escogía un par de gafas idóneas para el. Muchos desconfían de la capacidad de un robot para realizar esta tarea, pero como hemos podido observar en plataformas como slack, los robots interactivos están progresando mucho a la hora de comprender las necesidades humanas.

 

Una de las mayores diferencias entre comprar online y en la vida real, es la falta de atención al cliente. Hemos visto un intento de solucionar este problema con la aparición de los chats en tiempo real y las clásicas preguntas frecuentes, pero las necesidades y dudas de cada consumidor son radicalmente distintas y muchos de ellos optan por acercarse a su tienda más cercana.

Facebook propone una solución innovadora, usando los avances en inteligencia artificial, pretende crear una experiencia totalmente nueva donde podrás utilizar sus robtos para dar un trato personalizado a cada uno de tus clientes.

Al principio, igual que un trabajador novato, le costará resolver todas las preguntas a la perfección, pero el programa aprenderá de los clientes y al final parecerá como si el que estuviera al otro lado del chat fuera un experto vendedor.

Este modelo de negocio sí que se puede monetizar ya que cuanto más tiempo interactúen los robots con los clientes más listos serán. Y cuanto más listo sean, mejores servicios podrá ofrecer Facebook a los e-commerce que quieran vender a través de su plataforma.

No solamente eso, sino que facilitarán la experiencia de comprar a través de internet, atrayendo a más gente y aumentando la frecuencia de los que ya lo hacemos.

Un claro ejemplo ha sido el proceso por el que acabo de pasar esta semana para comprar un portátil. Necesitaba un ordenador capaz de editar, que fuera ligero, que tuviera mucha memoria y que no fuera Apple. He tenido que buscar en foros y blogs para encontrar uno que se ajustara a mis necesidades. Con el nuevo chat de Facebook, hubiera sido mucho más fácil, hubiera mandado un WhatsApp a la tienda líder en ordenadores portátiles y me hubieran asesorado a la perfección.

No sé qué modelo de monetización utilizara Facebook, seguramente una comisión por transacción o un plan de suscripción. Lo que sí que se es que, con este modelo de negocio, veinte mil millones por WhatsApp me parecen una compra más justificable.